No tiene nada de malo querer ganar, y si se les da a elegir, los entrenadores prefieren casi unánimemente el ganar a la alternativa. Pero existe una diferencia entre concentrarse en una meta y obsesionarse. El ganar no es el único resultado importante del deporte. El hacer deporte, el tener amigos, el afán de superación, conseguir mejorar, el respeto, compañerismo o divertirse son puntos que deben priorizar en el deporte base.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *