Sin duda la remontada de las remontadas. Ese año el Spanish Liverpool era más español que nunca. Rafa Benítez dirige a su equipo en una final memorable, Xabi Alonso y Luis Garcia decisivos en el campo, y como no Carlo Ancelotti al mando del Milan de Seedorf, Pirlo, Gattuso, Kaka o Maldini, casi nada ahí en el campo.

Con un cero a tres terminó la primera parte. Toda una exhibición de los de Ancelotti que hicieron las delicias del publico asistente al estadio de Atatürk de Estambul. Pero llegó el genio de Gerrard y con su primer gol empezó una remontada. Se oía en la grada en Never walk alone (nunca caminareis solos) y que queréis que os diga, el corazón se te hace un poco del Liverpool para siempre. Poco a poco el Liverpool desatado empezó a creer mas y Smicer ponía el dos a tres, hasta que Alonso de penalti completo la remontada.

Los italianos no daban crédito, la séptima se les escapaba. Prorroga sin historia, la final se decidiría con penaltis. Es entonces cuando solo se recuerda un héroe, alguien que no mete goles, pero tan importante como el que mas. En esta edición el volador polaco Dudek fue el héroe y un bota de oro como Shevchenko el villano. El Liverpool y nuestros españoles se alzaban con una champions histórica y emocionante.

¿Fue tan memorable como contamos? ¿Viste al final? ¿Recuerdas con quien la viste? Como recuerdas el penalti de Alonso. No se te olvide dejar tus comentarios

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *